«Dedicado a fortificar y animar al Cuerpo de Cristo.»

Orgullo Del Hombre Y Humildad De Cristo

    La vida y la muerte de nuestro Señor Jesucristo son una reprimenda permanente a toda forma de orgullo a la que son responsables los hombres.  Note el contraste entre estos pecados y Su propia vida santa.

    Orgullo de nacimiento y rango.  «¿No es acaso el hijo del carpintero?...» (Mt. 13:55).

    Orgullo de la riqueza.  «…El Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza» (Mt. 8:20).

    Orgullo de respetabilidad.  «¡De Nazaret!...¿Acaso de allí puede salir algo bueno?» (Juan 1:46). 

    Orgullo de la apariencia personal.  «…No había en Él belleza ni majestad alguna…» (Is. 53:2).

    Orgullo de superioridad.  «…Yo estoy entre ustedes como uno que sirve» (Lc. 22:27).  «…Se humilló a sí mismo…» (Flp. 2:8).

    Orgullo del éxito.  «Vino a lo que era Suyo, pero los Suyos no lo recibieron» (Juan 1:11). 

    Orgullo de la autosuficiencia.  «Así que Jesús bajó con Sus padres a Nazaret y vivió sujeto a ellos...» (Lc. 2:51).

    Orgullo de habilidad.  «Yo no puedo hacer nada por Mi propia cuenta…» (Juan 5:30).

    Orgullo de la voluntad propia.  «…No busco hacer Mi propia voluntad, sino cumplir la voluntad del que Me envió» (Juan 5:30).

    Orgullo de resentimiento.  «...Perdónalos, porque no saben lo que hacen…» (Lc. 23:34).

Comuníquese con nosotros

 
Heraldo de Su Venida
P.O. Box 279
Seelyville IN 47878 USA

 
E-Mail:
info@heraldofhiscoming.org

Haga un comentario.