«Dedicado a fortificar y animar al Cuerpo de Cristo.»

Cartas De Ustedes

Demostrando el poder del Espíritu Santo obrando a través de la página impresa

MÉXICO

    Muy estimados hermanos:  Doy gracias a Dios por su admirable trabajo de el Heraldo de Su Venida, es de mucha bendición tanta a mi vida, como para la congregación que un servidor pastorea.  ¿Qué les puedo decir?  Su labor es de mucha calidad tanto editorial, como para la aldea, siempre hay una palabra del Señor para mi corazón.  Mi oración es porque sigan por muchos años más.  Que Dios les bendiga.  Gracias mil gracias.

ARGENTINA

    El motivo de la presente es para, primeramente, agradecerles por el envío de revistas, El Heraldo de Su Venida, ya que la misma siempre es de mucha bendición, no solo para mi vida sino para la congregación que por misericordia de Dios ministro.  Es por ello que les manifiesto mi deseo de seguir recibiendo la misma.  También aprovecho esta ocasión para enviarles una pequeña ofrenda, la cual espero sirva para vuestro ministerio.  Es mi oración a Dios para que cada día les bendiga en forma abundante y este material que distribuyen llegue cada vez a más hogares y familias, y para que el Espíritu Santo confirme esta buena obra.  Sin otro particular, les saludo muy atentamente en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

HOLANDA

    Gracias por El Heraldo de Su Venida.  La revista esta una bendición para mí y para muchos otras.  Uso la revista para dar estudios bíblicos con Latinos que viven aquí en Holanda.  También llevo la revista muchas veces a Cuba para mis hermanos en el Caribe que no tienen acceso a literatura cristiana.  Por favor continua mandar me esta revista para ampliar El Reino de Cristo en todo el mundo.

PERÚ

    Oraciones por ustedes y vuestro trabajo y ministerio, Heraldo de Su Venida, que Dios os bendiga y premie por todo vuestro servicio por amor a la obra de Dios, muchas gracias mis hermanos que por muchos años ustedes nos han bendecido con materiales sobre el poder del Espíritu Santo y la santificación, la iglesia desea ahora estos temas en todas partes del mundo, el libertinaje y aun el pecado está entrando a la iglesia y los predicadores ahora no predican santidad.  Por favor necesitamos que nos envíen materiales sobre la santidad, la fe, ayuno y oración y el poder del Espíritu Santo, tenemos obras nuevas sobre las montañas del norte de Perú y deseamos preparar a nuestros pastores laicos y maestros para trabajar con niños y jóvenes….

BOLIVIA

    No podría agradecer a Dios, la enorme ayuda que me son estos mensajes que publican a través del Heraldo de Su Venida.  Durante treinta años ellos han sido fuente de inspiración después de La Biblia.  Gracias, que en aquel día el Juez Justo les recompense; por su dedicada labor.  Siempre, aprovecho para repartir estas lecturas.

ESPAÑA

    Damos siempre gracias a Dios por El Heraldo de Su Venida el cual nos es de mucha bendición en el Señor.  Deseamos que nuestro Padre Celestial os colme de bendiciones y os llene de Su paz en medio de este mundo tan atribulado en nuestros días.  Recordamos al mismo tiempo con gozo, el don inefable que Dios nos regaló enviando a su Hijo Jesucristo, el cual mediante la común fe que nos une, ha venido a ser nuestro Salvador, al cual adoramos, uniéndonos en adoración con los ángeles en su adoración al Cordero de Dios que nos salvó de nuestros pecados.

ETIOPIA

    Gracias a Dios por Heraldo de Su Venida.  He encontrado sus artículos que es muy importante para mi familia.  Yo vivo en Etiopia.  Tu puedes envía a nosotros sus revistas regularmente.

ECUADOR

    A través de la presente deseo agradecerles por él envió de los ejemplares de Heraldo de Su Venida que me enviaron, muchas gracias y que nuestro Dios continúe supliendo y ayudándolos en todo vuestro trabajo.  Dios les bendiga y un abrazo a todos.

NICARAGUA

    ¡Saludos en el Santo Nombre de Jesucristo!  Tenemos tanta hambre y sed de la Palabra de Dios.  Nos donen todo aquellos Heraldo de Su Venida que a ustedes les ocupa un lugar que necesitan.  Estas oscuridades de hoy son terribles y ustedes el colirio para limpiar nuestros ojos espirituales.

CHILE

    Gracias a Dios, por las bendiciones y la oportunidad de poder escribirles.  El Heraldo de Su Venida sido de una gran bendición y es por eso que les envió esta, para hacer nota nuestros agradecimientos.  Los últimos ejemplares llegaron el día…una buena cantidad, que nos bendice.  Somos un grupo pequeño que abónanos en favor de la obra de nuestro Dios, orando siempre para que el Señor, provea bendición al ministerio en el sostenimiento de este.  Solo unas líneas, para saludarles y desean muchas bendiciones.

AUSTRALIA

    Estimados Hermanos en Cristo Jesús, les saludo en la paz del Señor.  Es de sumo placer dirigirme a ustedes por vuestra gentileza amable, por él envió de la revista el Heraldo de Su Venida, ya que es de mucha bendición para mí y la iglesia…ahora tenemos una librería es la bendición del Señor.  Muchas gracias por todo, seguiremos orando.  Que la pasen muy bien y les deseo lo mejor para el próximo ano que pronto llegan.  Dios les bendiga.

EL SALVADOR

    Apreciables y amado hermanos, gracia y paz a ustedes.  Por medio de esta carta.  Les doy las gracias en nombre de nuestro Señor Jesucristo pues he recibido los dos ejemplares de Heraldo de Su Venida.  Gracias por esa labor que Dios ha puesto en sus vidas, porque sigue siendo de mucho beneficio a nuestras vidas espirituales…Que la gracia del Señor esté siempre sobre ustedes.  Muchas bendiciones.

COLOMBIA

    Ha sido de gran bendición para mi vida toda la información que he recibido a través del el Heraldo de Su Venida, deseo que por favor me siga llegando y si hay literatura adicional mucho mejor.  De verdad que me ha edificado mucho y me ha servido en la edificación del cuerpo de Cristo en muchos aspectos.

ARIZONA/ESTADOS UNIDOS

    Gracias por enviarme el Heraldo de Su Venida.  Lo encuentro 100% escritural y vivifante.  La primera vez que lo leí fue en una prisión donde you estuve 5 años.  Un hermano en la fe me lo prestó en la prisión.  Ese mismo periódico recorrió varias celdas.  Desde entonces soy un lector del Heraldo de Su Venida.  Ahora fui puesto en libertad y solicité su suscripción para mí.