«Dedicado a fortificar y animar al Cuerpo de Cristo.»

¿Quién llevará la Cruz?

Por Thomas á Kempis

    Jesús tiene ahora muchos que aman Su reino celestial, pero pocos que llevan Su Cruz.  Tiene muchos que desean consuelo, pero pocos que desean tribulación.  Encuentra más para compartir Su mesa, pocos Su ayuno.  Todos desean alegrarse con Él, pocos quieren soportar algo por Él.  Muchos siguen a Jesús a partir el pan, pero pocos a beber la copa del sufrimiento.  Muchos veneran Sus milagros, pocos siguen la vergüenza de Su Cruz.  Muchos aman a Jesús mientras no les sobrevenga la adversidad.  Muchos Lo alaban y bendicen, mientras reciban de Él algún consuelo.  Pero si Jesús se oculta por un momento, caen en la queja o en un profundo abatimiento.

    Pero los que aman a Jesús por amor de Jesús, y no por ningún consuelo propio, Le bendicen en toda tribulación y angustia de corazón, como en el más alto consuelo.  Y si es Su voluntad no dar nunca consuelo, Le alabarán, sin embargo, siempre, y desearán estarle siempre agradecidos.

    – Adaptado.