«Dedicado a fortificar y animar al Cuerpo de Cristo.»

Velad Y Orad

Por Dave Butts

    Cuando usted lee una publicación como "Heraldo de Su Venida," se espera encontrar artículos enfocando a la Segunda Venida de Jesús. Eso sí se halla, aunque no precisamente en la forma en que se espera. Contiene poco en cuanto a especular sobre eventos futuros. La mayoría de los cristianos no parecen querer hablar de nada más que eso mismo – la especulación:

    • ¿Sera reconstruido el Templo?…¿dónde?
    • ¿Ocurrirá el rapto antes, durante, o después de la tribulación?
    • ¿Habrá una gran tribulación?
    • ¿Cuál de los líderes mundiales es el anti-Cristo?

    Después de examinar la escritura, usted se dará cuenta de que el enfoque no se halla en el tratar de conocer y entender los detalles de antemano; sino se encuentra el enfoque en cómo responde el cristiano a la inminente venida de Cristo. Fíjese en cómo Jesús nos manda a responder a las indicaciones de la cercanía de Su venida:

    Mateo 24:
    "Mirad que nadis os engañe" (verso 4)
    "Mirad que no os alarméis" (verso 6)
    "Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo" (verso 13)
    "Velad" (verso 42)

    Marcos 13:
    "Mirad que nadie os engañe" (verso 5)
    "No os alarméis" (verso 7)
    "Estad alerta sobre vosotros mismos" (verso 9)
    "No os preocupéis" (verso 11)
    "Pero el que persevere hasta el final, ése será salvo" (verso 13)
    "Vosotros, pues, estad sobre aviso" (verso 23)
    "Estén atentos, velad" (verso 33)
    "Velad" (verso 35)
    "Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: Velad" (verso 37)

    Lucas 21:
    "Mirad que no seáis engañados" (verso 8)
    "No os alarméis" (verso 9)
    "Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas" (verso 19)
    "Erguíos y levantad vuestra cabeza" (verso 28)
    "Estad alerta por vosotros mismos" (verso 34)
    "Velad, pues, en todo tiempo orando" (verso 36)

    Este último verso, Lucas 21:36, yo creo que presenta en resumen la respuesta, la conducta bíblica del Cristiano en cuanto a la segunda venida del Señor…"Velad, en todo tiempo orando." Dios hoy parece estar restaurando la "Vigía del Señor." Alrededor del mundo están empezando a tomar seriamente el mandato de velar y orar. Inclusive, hoy día existen lugares donde la oración está levantada continuamente, sin cesar.

    Jim Goll en su libro excelente "El Arte Perdido de la Intercesión," describe la función del velador:

    "La palabra griega de ‘velar’ en estos versos es gregoreuo, y significa ‘ser vigilante, alerta y cuidadoso.’ Un velador de la muralla hace muchas cosas. El vela cuidadosamente lo que está pasando y alerta a la comunidad cuando se acerquen a la ciudad embajadores buenos. El velador entonces abrirá los portillos y bajará el puente para que los embajadores puedan entrar. Un velador también alerta a la ciudad de antemano si se le acerca cualquier enemigo. El resuena la alarma para despertar a la gente porque bien que sabe que ‘avisarles con anticipación es la manera de alertarlos y armarlos.’ Entonces pueden correr rápidamente a buscar sus armas y coger su posición de defensa para que el enemigo no entre sin derecho adentro de su ciudad." (Página 62).

    ¡Qué poderosa y clara descripción del papel del intercesor en los planes de Dios! Dios ha dado instrucciones acerca del velador de las murallas en Ezequiel 33 y a los que velaban durante la construcción de la muralla de Jerusalén en los tiempos de Nehemías. En los tiempos nuestros, hoy día, la Iglesia debe oír y obedecer la llamada que vayamos a las murallas de nuestras ciudades como veladores.

    Tenemos un gran modelo histórico de lo que significa ser velador y como afectar a la historia. Me refiero a la vigilia moraviana que empezó en 1772 y duró por más de 100 años. Las siguientes citas vienen de un artículo de Leslie K. Tarr acerca de ese movimiento asombroso:

    "Hecho: La comunidad moraviana en la ciudad de Herrnhut en Alemania en 1727 comenzó una vigía de oración incesante que duraba las 24 horas del día, y esa vigía continuó sin interrupción por más de 100 años.

    "Hecho: Ya a llegar 1792, 65 años después del comienzo de la vigía de oración, la pequeña comunidad moraviana había enviado a unos 300 misioneros alrededor del mundo.

    "¿Pudiera ser que existiera una relación entre esos dos hechos? ¿Es la intercessión ferviente un componente de la evangelización mundial? La contestación a las dos preguntas es un resonante ‘Sí.’

    "Ese heróico impulso evangelístico del siglo 18 por los moravianos no ha recibido la atención merecida. ¡Pero aun menos anunciada que sus actividades misioneras es aquella velada de oración que duró por 100 años y sostuvo las llamas del evangelismo!

    "Durante sus primeros 5 años de existencia, la colonia de Herrnhut demostró pocos señales de poder espiritual. Ya a empezar 1727, la comunidad de alrededor de 300 personas estaba quebrada por desensión y discusión odiosa, un ambiente en que parece muy improbable que llegara avivamiento.

    "Sin embargo, el Conde Zinzendorf y otros hicieron un pacto entre sí para rezar y obrar para el avivamiento. El 12 de mayo llegó el avivamiento. Los cristianos se encendieron con nueva vida y poder y el desacuerdo se desapareció y los que no creían ya sí eran convertidos.

    "Comentando sobre aquel día y los cuatro meses gloriosos que siguieron, el Conde Zinzindorf más tarde recordó: ‘Todo aquel lugar de veras representó una visible habitación de Dios entre los hombres.’ Un espíritu de oración fue evidente inmediatamente en la congregación y continuó a través del verano dorado de 1727, como los moravianos llegaron a llamar a ese período. El 27 de agosto de ese año, 24 hombres y 24 mujeres hicieron un pacto de pasar una hora designada cada día en oración. Otros también se alistaron para la hora de intercessión.’

    "‘Por más de 100 años, todos los miembros de la iglesia moraviana compartieron "la hora de intercessión." En su propio país y en el extranjero, en la tierra y por el mar, esta oración ascendió sin cesar al Señor,’ declaró el historiador A.J. Lewis."

    La Iglesia de hoy está más y más mirando hacia el ejemplo de estos dedicados moravianos y su vigía de oración como un modelo de cómo Dios nos está llamando en estos días. La decadencia espiritual del mundo y la necesidad desesperada de la Iglesia para avivamiento demanda una respuesta tan radical como la de los fieles de Herrnhut.

    Lo exitante es que está empezando a ocurrir. El verano pasado mi esposa y yo pasamos tres días en La Casa Internacional de Oración en Kansas City, acá en los Estados Unidos, donde cientas de personas se reunen para oración y adoración que ascienden al Padre 24 horas al día siete días de la semana. Dios está creando modelos semejantes de alabanza e intercesión perpetua por todos los Estados Unidos. Hasta congregacíones individuales están buscando la manera de establecer oración constante.

    Estamos empezando a ver a la oración no como un remedio rápido, sino como un estilo de vida que abre la puerta para que el poder de Dios se derrame sobre nosotros. Si usted vive en una ciudad donde está funcionando una Vigía del Señor, por favor, participe en ese grupo. Si no existe cerca de usted ningún grupo así, entonces, empiece usted a orar y a pedirle a Dios que levante a personas que quieren llevar la oración a un nivel totalmente nuevo en su comunidad. ¡Que seamos listos para pagar el costo para que venga el avivamiento a este mundo!