«Dedicado a fortificar y animar al Cuerpo de Cristo.»

¿Dónde Busca Usted A Sus Respuestas?

 Por Dave Butts

    Vivimos en un mundo hoy en día en que todos están buscando respuestas a las preguntas difíciles de la vida pero parece que nadie las sabe encontrar. Los que viven en países industrializados se encuentran sobrecargados ya con demasiada información, pero se quedan sin respuestas satisfactorias. El resultado es un corre-corre, buscando soluciones y sabiduría pero sin ninguna seguridad de encontrar lo que se busca.

    La mayoría de los periódicos principales de la nación publican diariamente los horóscopos para satisfacer la necesidad de muchos que miran a las estrellas para encontrar su sabiduría. Hoy resulta dificil encender el televisor sin ver a muchos anuncios de múltiples adivinos, y de los que leen las cartas, provocando a los televidentes crédulos que paguen dinero para recibir respuestas de ellos. Muchos siguen a escritores que se anuncian como "profetas", como Jeanne Dixon, Edgar Cayce y Nostradamus. Unas sociedades todavía usan la brujería en un atento a encontrar dirección en sus vidas. Otros usan métodos más modernos en su búsqueda, y miran a los futuristas que predican el futuro humano con los métodos pseudo-científicos. Quizás la manera más común, más utilizada para encontrar contestaciones en los países occidentales se llama la encuesta o la agrimensura. Si un 60% de la población opina de una manera, pues, entonces, tiene que ser así. La sociedad se vuelve su propio Dios y establece sus propias reglas y normas.

    En una situación tal, el profeta Isaías habla y realmente suena como un mensaje muy contemporáneo: "Si alguien les dice: ‘Consulten a las pitonisas y a los agoreros que susurran y musitan; ¿acaso no es deber de un pueblo consultar a sus dioses y los muertos, en favor de los vivos?’, yo les digo: ‘¡Aténganse a la ley y al testimonio!’ Para quienes no se atengan a esto, no habrá un amanecer" (Isaías 8:19-20).

    "¡A la Ley y al Testimonio!" Isaías parece casi gritas las palabras. ¡Volver al Libro! ¿Dónde busca usted a sus respuestas? Si no está buscándolas en la Palabra de Dios, busca en vano. Esa frase de Isaías me hace recordar a Billy Graham parado delante de los millones en sus crusadas repitiendo el refrán, "la Biblia dice…"

    La Biblia nos da las últimas respuestas al significado de la vida. El hombre creado para adorar, servir y disfrutar a Dios para siempre. Nos da respuestas al futuro del hombre. Viene un día cuando el Hijo de Hombre volverá en las nubes y el tiempo como nosotros lo conocemos ya no existirá jamás.

    La Palabra de Dios nos da las respuestas a los problemas de la vida. Romanos 15:4 dice, "De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza." No importan las respuestas que busquemos, sean acerca de la moralidad, la ética, el dinero, las relaciones personales, o de asuntos que se tratan de la familia, la Palabra de Dios se destaca como la única fuente de la verdad.

    La Biblia nos da respuestas en el área de guía y dirección personal también. Hace años, muchos de nosotros memorizamos Salmo 119:105, "Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero." La Palabra de Dios no es simplemente un cuaderno de doctrina, sino una guía personal para nuestras vidas. Y no solamente a nosotros como individuos, sino también juntos, como el Cuerpo de Cristo. La Biblia ofrece consejo, instrucción y dirección para la Iglesia mientras Ella (la Iglesia) busca la manera de alinerase con lo que Dios ha dicho.

¿Nuestra Respuesta?

    Y ahora ¿qué es lo que hacemos con esta enseñanza respeto a la Palabra como la respuesta a las preguntas de la vida? Déjeme sugerirle unas respuestas apropiadas.

    1. Si usted está buscando respuestas en otros lugares…¡deje de hacerlo ahora mismo! Especialmente si está usted excavando en áreas que bien que sabe que están prohibidas por la Escritura. Los cristianos no deben de ninguna manera consultar a ningún adivino, astrologista, agorero, etcétera, por lo mucho que insistamos que sea solamente para diversión." La Palabra prohibe que consultemos a los campos de la oscuridad para obtener la información que debemos buscar solamente de Él.

    2. Ponga usted su confianza en Dios y en Su Palabra para las respuestas a las circunstancias, las situaciones y a los problemas de la vida. Eso significará una renovada dedicación al estudio de la Biblia.

    3. Someta y dedique su vida a la autoridad de la Palabra de Dios. La Biblia nos da avisos severos acerca del asunto de ser uno que oye la Palabra pero no hace lo que dice que hagamos. No se trata solamente de creer firmemente que la Biblia es la Palabra de Dios…se trata de hacer lo que dice que debemos de hacer, de vivirla en nuestras vidas, de hablarla y de caminarla.

    4. Permita usted que la Palabra obre en su vida. Pablo escribió, "Así que no dejamos de dar gracias a Dios, porque al oír ustedes la palabra de Dios que les predicamos, la aceptaron no como palabra humana sino como lo que realmente es, palabra de Dios, la cual actúa en ustedes los creyentes" (1 Tesalonicenses 2:13). Entienda que Éste no es un libro cualquiera para leer, dividir, aprender y terminar como un texto ordinario. Es la Palabra Viva de Dios. Hay poder en Ella; poder que puede obrar en usted, si usted lo agarra firmemente. Es el poder del Espíritu Santo de Dios que obra en, y a través de, la Palabra para transformar vidas, y a los creyentes les da poder para que hagan el trabajo de Él que nos salvó y nos llamó a pertenecernos a Él, a Ser Suyo.

    ¡A la Ley y al Testimonio!