«Dedicado a fortificar y animar al Cuerpo de Cristo.»

Prepara A Tú Rebaño

Por Wesley L. Duewel

    La salud y el vigor espirituales dependen del alimento espiritual.  La vida espiritual débil de una congregación suele indicar que el pastor no ha estado alimentando adecuadamente a las ovejas.  El pastor que se queja del desinterés de su grey por la verdad espiritual profunda, nos señala que: él no ha conducido a su rebaño a un caminar profundo con Dios, y él no ha estado alimentándolos con adecuada verdad bíblica.  Únicamente la gente espiritualmente enferma no siente apetito por el alimento espiritual.

    El servicio espiritual para Dios depende de la salud espiritual y ésta, a su vez, depende del adecuado alimento espiritual.  La base para preparar al pueblo de Dios en un espíritu de servicio, es fortalecerlos y enseñarlos bien en el camino espiritual.  Deben saber la Palabra de Dios para ser guiados al servicio de Dios, ser capaces de responder preguntas y conducir gente no salva a Cristo.  Los cristianos siempre deben estar preparados para responder a todo aquel que pregunta la razón de la esperanza que tienen (1 Pe. 3:15).

    Pablo recordaba a los líderes de Éfeso:  «No he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios» (Hch. 20:27).  Inmediatamente dijo: «Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre» (Hch. 20:28).

    Pablo relaciona ambos conceptos.  El inocente de la sangre de todos (v. 26) porque ha anunciado todo el consejo de Dios.  Corresponde que ahora los líderes hagan lo mismo, pues eso es lo que abarca apacentar el rebaño al ser pastor de la iglesia de Dios.