«Dedicado a fortificar y animar al Cuerpo de Cristo.»

Por Qué No Llega El Avivamiento

Por Henry Blackaby

    El siguiente mensaje fue dado en la Conferencia Clamor del Corazón por un Avivamiento, en abril 2004, en The Cove, Asheville, Carolina del Norte EE.UU. Traducido de Herald of His Coming Julio 2004.

    Ha habido una carga profunda creada por Dios en mi corazón y mente durante algún tiempo, con respecto a la perspectiva de Dios acerca de nuestras vidas la actualidad. ¿Qué dice Él? ¿Cómo ve Él las cosas? Durante los últimos diez meses he estado preguntándole algunas cosas a Dios, observando algunas cosas, mirando cómo el Espíritu Santo trae a mi mente algunas cosas, mirando cómo me enseña algunas cosas y trayendo todo a un punto de referencia que es muy doloroso.

    He estado mirando con mucho interés y he participado con millones que dicen que ellos están orando por un avivamiento. He visto muchos ministerios que se han levantado para alistar a las personas para orar por el avivamiento. Y todavía el avivamiento no llega. Lo que me aflige tanto es que casi nunca se escucha a algún líder religioso haciendo la pregunta: "¿Por qué no llega el avivamiento?"

    A veces casi parece que nos hemos vuelto como los profetas de Baal. Clamamos con más fuerza; nos cortamos y sentimos que cuanto más serios nos ponemos, es más probable que Dios oirá nuestro clamor. Pero tiene que haber algún líder muy bien colocado que esté dispuesto a estar en la presencia de Dios y que le pregunte: "Con toda esta oración, ¿por qué no llega el avivamiento? ¿Por qué el avivamiento está tardando tanto?" Varias personas sinceras nos han dicho que si millones de personas piden ante el Trono de Dios, Él está obligado a mandar el avivamiento.

    Por favor sepa, Dios no está obligado de hacer nada. Tiene que haber otro acercamiento totalmente, y es, yo pienso, que debemos pasar tiempo en la presencia de Dios y preguntarle por qué.

    No estamos sin información sobre esto. La Palabra de Dios está llena de razones por qué Dios no responde. En el libro de Jeremías, Dios entra y dice radicalmente: "Es demasiado tarde para Jerusalén." Él dijo: "Si Moisés y Samuel se pusieran delante de mi y suplicaran por Mi pueblo, yo no los escucharía. Es demasiado tarde. La suerte está echada." (Vea Jeremías 15:1-2.)

    En Lucas 19:37-44, cuando todos los que estaban alrededor de Jesús estaban alabando cuando Él montó en Jerusalén, Él estaba llorando. Yo creo que una de las razones por qué Él estaba llorando era porque Él simplemente había venido del Padre y el Padre había dicho: "Hijo, es demasiado tarde para Jerusalén. Yo he pasado el juicio, y yo no cederé, y yo no retrocederé. Jerusalén será destruida." Así que Jesús lloró con el corazón roto del Padre: "¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Pero ahora…" el enemigo viene sobre ti.

    Si el Señor Jesús oyó que el Padre dijo eso, y a través de todas las Escrituras otros oyeron que Dios decía eso, nosotros debemos preguntar: "¿Hay alguien delante de Dios hoy para oír si Dios está diciendo eso sobre América?" ¿O nos hemos acercado a Dios con el sentido: "Eso nunca se dirá de América"? Muchos han dicho que con la naturaleza y magnitud del pecado del pueblo de Dios en América hoy, Dios tendría que disculparse ante muchas otras ciudades que Él ha destruido si Él no trata de nosotros. Y por eso yo hago la pregunta: "¿Por qué demora el avivamiento?"

    Yo he oído a algunas personas incluso que, cuando oran, casi están acusando a Dios. Es algo parecido a esto: "O Dios, Tú hiciste algunas promesas y Tú no has cumplido Tus promesas." Entonces citan algunas Escrituras a Dios y dicen: "Dios, Tú dijiste que si yo hiciera esto … Tú harías aquello … y Tú no lo has hecho." Cuando he estado allí y les he oído orar así, yo quiero caer sobre mi rostro y decir: "Dios, perdona a este estimado hermano. Él no sabe lo que Él está diciendo. Tú nunca haces algo que no condice con Tu carácter; Tú nunca haces algo fuera de tiempo. Tú nunca haces algo sin una razón."

    Que esto pueda ser un principio de una relación personal con Dios donde, si nadie más hace la pregunta, usted la hará. Pero usted va a hacerla, no de una manera acusadora, sino de una manera apesadumbrada, con un sentimiento de temblor ante el Omnipotente Dios. Pregunte: "¿Señor, Tú sabes si yo puedo manejar lo que Tú me vas a decir ahora?" Yo creo que la razón porque Dios detiene alguna información Suya es porque no podríamos tomarlo si Él nos dijera. Enviaría a algunos de nosotros a la Eternidad. No podríamos tomar esa disposición del corazón de Dios sobre nuestro corazón.

    Lo que me gustaría hacer es ayudar para que empecemos de una forma sincera, seria, y transparente una búsqueda de Dios como para preguntarle: "Con todo la oración que se esta haciendo entre el pueblo de Dios, ¿por qué el avivamiento se está tardando tanto?" para que podamos hacer algunos ajustes inmediatos, radicales, y totales para Dios.

Dios habla a través de Jeremías

    Hay centenares de Escrituras que nosotros podríamos repasar y que estoy repasando para mí, pero lo que quiero leer es de Jeremías 2 y pienso que usted captará el corazón de Dios. En los recientes años he oído a muchos portavoces diciendo: "Si hay algo en las Escrituras que no parecen ser correcto para usted, por favor entienda que el problema nunca está con Dios." Usted necesita arreglar eso antes de empezar a investigar. Usted necesita ir a un pasaje que habla desde el corazón de Dios y entonces hacer la pregunta: "¿O Dios, hay algo en este pasaje que me habla? ¿Hay algo que Tu Espíritu está trasladando a mi vida, a nuestra nación, al pueblo de Dios, al pueblo del pacto de Dios en nuestros propios días?"

    Así que permítanme leer de Jeremías 2:

    "Vino a mí palabra de Jehová, diciendo…" El Dios del universo es el que suplica…suplica…, como dice en 2 Corintios 5:20: "como si Dios rogase por medio de nosotros…" "Anda y clama a los oídos de Jerusalén, diciendo: "Así dice Jehová:"" Van a oír algo desde la perspectiva de Dios, óigalo así como Dios lo entiende.

    "‘"Me he acordado de ti, la fidelidad de tu juventud, del amor de tu desposorio, cuando andabas en pos de mí en el desierto, en tierra no sembrada. Santo era Israel, primicias de sus nuevos frutos. Todos los que le devoraban eran culpables; mal venía sobre ellos," dice Jehová. Oíd la Palabra de Jehová, casa de Jacob y todas las familias de la casa de Israel."

    ¿Cuántos serían incluidos en "todas las familias"? ¿Eso incluye la suya? ¿Eso incluye toda su familia entera o solamente a usted? Cuando Dios habla de esta manera, usted necesita asegurarse que "toda su familia" oiga una palabra del Señor. Usted debe llevarlo a cada uno de ellos. Algunos de ustedes pueden decir: "yo tengo un hijo rebelde, y él no oirá." Eso no tiene nada que ver con lo que usted debe hacer. Si ellos oirán o si ellos no quieren oír, usted debe llevarles bien la palabra del Señor. Mi esposa y yo tenemos catorce nietos. De los dos mayores, el mayor ya ha predicado su primer sermón y el segundo nieto mayor nos dijo la semana pasada: "Yo pienso que el Señor quiere que yo sea un pastor." Alguien dijo: "Usted no espera que todos los catorce respondan, ¿no es así?" y yo dije, "Sí, lo espero." Y yo haré todo lo que pueda de mi parte para llevar lo que Dios me dice y asegurarme que todos los catorce de nuestros nietos oigan una palabra del Señor.

    "Así dijo Jehová: "¿Qué maldad hallaron en mí vuestros padres, que se alejaron de mí, y se fueron tras la vanidad y se hicieron vanos? Y no dijeron: ¿Dónde está Jehová, que nos hizo subir de la tierra de Egipto, que nos condujo por el desierto, por una tierra desierta y despoblada, por tierra seca y de sombra de muerte, por una tierra por la cual no pasó varón, ni allí habitó hombre? Y os introduje en tierra de abundancia, para que comieseis su fruto y su bien; pero entrasteis y contaminasteis mi tierra, e hicisteis abominable mi heredad. Los sacerdotes no dijeron: ¿Dónde está Jehová? y los que tenían la ley no me conocieron; y los pastores se rebelaron contra mí, y los profetas profetizaron en nombre de Baal, y anduvieron tras lo que no aprovecha Por tanto, contenderé aún con vosotros, dijo Jehová, y con los hijos de vuestros hijos pleitearé. Porque pasad a las costas de Quitim y mirad; y enviad a Cedar, y considerad cuidadosamente, y ved si se ha hecho cosa semejante a esta. ¿Acaso alguna nación ha cambiado sus dioses, aunque ellos no son dioses? Sin embargo, mi pueblo ha trocado su gloria por lo que no aprovecha. Espantaos, cielos, sobre esto, y horrorizaos; desolaos en gran manera, dijo Jehová.""   

    Una cosa que Dios hace a menudo cuando Él está haciendo una acusación o cargo: Él llama a todo el universo creado para ser Su testigo. Y Él dice aquí que todos los cielos y toda la tierra eran un testigo cuando Él hizo un pacto. Ahora Él les dice, "Yo quiero que ustedes sean testigos cuando me levanto y hago un cargo contra Mi pueblo."

    "Para Mi pueblo… " ¿A quien está hablando Dios? Al pueblo de Dios. Él no está hablando con Hollywood, ni a los homosexuales, ni a las feministas, ni a Washington. Él está hablando con "Mi pueblo." El avivamiento siempre es lo que Dios hace con Su pueblo. América es un reflejo de la condición del pueblo de Dios. Yo soy uno junto con Bill Bright que concluyó que el 11 de setiembre era que Dios está advirtiendo al pueblo de Dios que Él estaba empezando a quitar el cerco de protección de la nación debido al pecado del pueblo de Dios - no el pecado de la nación, porque el pecado de la nación es un reflejo que la sal ha perdido su sabor y la luz ya no quita la oscuridad.

    El pueblo de Dios es claramente responsable por la condición de Los Estados Unidos de América. Cuando yo digo esto, me juzgan de todos lados. La única razón por qué yo hago eso es que las personas no quieren ser responsables. Toda esta generación dice que no importa lo que pasa, no es su problema. Eso no me sorprende. Pero del pueblo de Dios me sorprende, porque todo lo que yo hago es citar las Escrituras y ellos ni siquiera quieren las Escrituras, sobre todo si no es la Escritura que ellos quieren oír.

    "Porque dos males ha hecho mi pueblo": usted va a ver esta frase que sigue dos veces más. El latido del corazón de este capítulo es una frase simple: "Mi pueblo me ha dejado." Dios dice: "Mi pueblo ha cometido dos males: Ellos me han dejado, fuente de agua viva, " - el pozo artesanal - "y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua."

    "¿Es Israel siervo? ¿es esclavo? ¿Por qué ha venido a ser presa? Los cachorros del león rugieron contra él, alzaron su voz, y asolaron su tierra; quemadas están sus ciudades, sin morador. Aun los hijos de Menfis y de Tafnes te quebrantaron la coronilla. 17¿No te acarreó esto el haber dejado a Jehová tu Dios, cuando te conducía por el camino? ¿No te acarreó esto el haber dejado a Jehová tu Dios, cuando te conducía por el camino? Ahora, pues, ¿qué tienes tú en el camino de Egipto...?"

    Yo pregunto aquí: "¿Por qué los pastores de las mega-iglesias hacen un viaje al Mundo de Disney para averiguar los últimos métodos para comercializar?" "‘¿Por qué baja a Egipto?… ¿Por qué tomas el camino a Asiria?" "¿Por qué no vienes ante mí?" Dios está preguntando. El pueblo de Dios tiene prohibido de ir a cualquier otra parte excepto a Dios, no importa cómo usted lo justifica. Somos una generación que cree que el fin justifica el uso de cualquier medio. Ésa es casi una blasfemia. Los medios que Dios utiliza deben ser los medios del reino. Usted no puede hacer el negocio del reino con los métodos del mundo. Usted tiene que hacer el trabajo del reino con los métodos del reino.

    Pero hay una generación entera que cree que puede usar todos los métodos del mundo. ¿Si el mundo tiene éxito en su trabajo, ¿por qué no podemos tener éxito con esos métodos en el trabajo del reino? Dios no lo hará usando los métodos exitosos del mundo. Usted puede conseguir una muchedumbre, pero usted no puede tener una iglesia que Jesús construyó. Usted puede conseguir una muchedumbre, pero por favor no iguale la obtención de una mayor cantidad de personas con la bendición de Dios. Los dos no se conectan. Usted tiene que entender la bendición de Dios desde el corazón de Dios y los caminos de Dios, así que Él dice: "Ahora, pues, ¿qué tienes tú en el camino de Egipto, para que bebas agua del Nilo? ¿Y qué tienes tú en el camino de Asiria, para que bebas agua del Eufrates"

    Nótese lo que Él había dicho antes de esto: "Me dejaron a mí, fuente de agua viva." En otras palabras: "Yo soy para ustedes un pozo de agua artesanal. ¿Por qué van a cualquier otra parte por el agua?" Pero el pueblo de Dios desamparó el agua viviente para que pudieran encontrar el agua en Egipto y Asiria. Dios dice al principio de Isaías, capítulos 30 y 31, "Yo voy a asegurarme que toda la ayuda que busquen de Egipto y Asiria les falle."

    ¿Usted ha oído a alguien alguna vez decir que ellos usaron un programa particular y no funcionó para ellos? Pero ellos no preguntaron por qué Dios no escogió hacerlo funcionar. Ellos no fueron a Él, sino que fue un programa que alguien más usó. Ellos fueron al éxito en lugar de a Él, y Él lo cerró. El testimonio a través de toda la nación de muchos líderes espirituales es: "Bien, probamos eso y no funcionó." "Eso" nunca funciona. "Él" funciona. Ellos cambiaron dejando el agua viva por las aguas que no pueden aprovechar.

    Dios sigue diciendo: "Tu maldad te castigará, y tus rebeldías te condenarán; sabe, pues, y ve cuán malo y amargo es el haber dejado tú a Jehová tu Dios, y faltar mi temor en ti, dice el Señor, Jehová de los ejércitos."

    Ciertamente una característica de esta generación es que ha perdido el temor de Dios. Hay aquéllos que intentan enseñar al pueblo que ellos ya no necesitan temer a Dios. Usted tiene que cancelar Hechos 2:43 donde Él dice: "Y sobrevino temor (de Dios) a toda persona." ¿Usted piensa que eso tenía algo que ver con lo que pasó después, cuándo ellos se dieron vuelta "patas para arriba" al Imperio romano? (Hechos 17:6). En esa iglesia primitiva en varias ocasiones dice: "El temor del Señor se apoderó de todas el pueblo." Uno de ellos es cuando Ananías y Safira murieron. "Todo lo que ellos hicieron eran estafar en sus impuestos al ingreso y decir una pequeña ‘mentira piadosa’" alguien dice. No hay ninguna tal cosa como una "mentira piadosa." ¿Qué hizo Dios después de su mentira? Él quitó sus vidas. La Escritura dice: "Y vino gran temor (de Dios) sobre toda la iglesia, y sobre todos los que oyeron estas cosas." (Hechos 5:11). ¡O, que un temor de Dios así vuelva al pueblo de Dios!

    Si usted está orando por el avivamiento, usted está orando que Dios vuelva en toda Su plenitud al pueblo de Dios. ¿Usted quiere saber cómo sería? Se parece Hechos 2 y siguientes: "Y sobrevino temor a toda persona." Estar en la presencia de la plenitud de Dios es una experiencia radical y no es agradable. J. Edwin Orr, ese hombre piadoso del avivamiento, en su último sermón predicado en Ridgecrest antes de que él se muriera, dijo: "El avivamiento es como el día del juicio." ¿Ésa es la manera como nosotros lo describimos? Si yo usara la primera parte de esa frase y digo: "El avivamiento es como…" muchos de nosotros diríamos, alabanza y acción de gracias y alegría y salvación!"

    Pero el Dr. Orr tenía razón. El avivamiento es lo que Dios hace cuando Él entra en juicio absoluto con Su pueblo. Porque como va el pueblo de Dios, así va la redención del resto del mundo. Si Dios no puede conseguir nuestra atención, entonces todo Su propósito y planes para redimir un mundo se detiene. Donde Él consigue nuestra atención no hay ningún límite a lo que Él puede hacer después.

Recordemos nuestro primer amor

    Dios está pidiéndonos a menudo que "recordemos." En Apocalipsis 2 cuando Él está hablando con la iglesia en Éfeso sobre el arrepentimiento, Él dijo, "Arrepiéntete y haz las primeras obras" – pero probablemente la parte más importante es: "Recuerda de dónde has caído." Si usted no recuerda de dónde ha caído, su arrepentimiento será inadecuado. Usted no se arrepentirá de tal manera que Dios pueda traer Su presencia poderosa.

    ¿Así que, qué le dice Dios al pueblo aquí en Jeremías? Él dice, "yo recuerdo tu primer amor." ¿No es asombroso eso, que el Dios del universo diga: "yo recuerdo tu primer amor"? "Yo recuerdo cómo tù respondiste cuando los libré de la esclavitud." Y algunas de las descripciones más gráficas de cómo era Su pueblo cuando Dios los encontró se encuentra en los profetas. Y Él dijo, "yo recuerdo cómo tú respondiste."

    No hay manera debajo del cielo cómo yo podría olvidarme de mi día de bodas. Una de las alegrías de nuestro matrimonio, hace ahora casi cuarenta y cuatro años, es recordar el primer amor. Mi esposa dirá: "Henry, yo recuerdo mi primer amor – la alegría, la excitación, la emoción de mi primer amor". Gentes, yo no puedo traicionar ese amor. Yo no quiero alejarme de eso.

    Cada tanto yo le diré a mi mayor hijo con quien yo prediqué en Menfis esta última semana: "Hijo, no tienes una idea de mi amor cuando yo te sostuve primero en mis brazos, mi primer hijo y yo te sostuve como un regalo de Dios. Yo recuerdo haber dicho: ‘O Dios, ayúdame a vivir ante este pequeño, de tal manera que él escogerá querer servir al Dios que él vio a su papá servir.’" Y yo puedo recordar cuando mi hijo avanzó y tomó esa opción, y ahora yo predico con él. No muchos días pasan sin que yo ore, "Dios, mantén mi primer amor por mi hijo mayor en su lugar ."

    Lo que Dios está diciendo en Jeremías 2:20 es, "Yo recuerdo el primer amor. Yo recuerdo la bondad de tu juventud y el amor de tus esponsales, cuando fuimos juntos al desierto…" Nuestro Señor a veces trae a nuestra memoria el primer amor, esa primera respuesta a Él, cuando Él nos mostró Sus manos y Su costado y Sus pies y cómo nos agobió. Nunca he olvidado ese primer amor cuando entendí primero cuánto Él me amó. No puedo traicionar ese primer el amor. No puedo apartarme de él. Y es asombroso que Dios necesite decir: "Tú me has desamparado." Él no dijo, "Tú has perseguido los programas." Él dijo: "Tú me has desamparado."

    Nuestro problema es que nos enredamos tanto en actividades y en hacer cosas para Dios que nos olvidamos que Él está buscando la relación. "Ustedes están haciendo todo esto pero se están alejando cada vez más lejos de mí. Ustedes están enredándose tanto en actividades y en administración, y ustedes están presentándolo todo a mí para Mi gloria y nada de eso me da gloria. Yo no acepto la gloria de segunda mano. Lo que están haciendo para mí es gloria de segunda mano. La gloria de primera mano es cuando ustedes me permiten hacer lo que yo quiero hacer a través de ustedes. Entonces yo obtengo la gloria de primera mano." Él dice que cuando usted da la gloria de segunda mano: "Ustedes me desamparan, la fuente de aguas vivas." ¿Es de maravillarse que tantas personas del pueblo de Dios parece estar espiritualmente sedienta? Si usted deja la fuente de aguas vivas, usted va a estar sediento.

    Alguien me dijo una vez, "Henry, usted tiene tiempos de sequía en su andar con Dios?" Yo dije, "Yo no puedo recordar haber tenido tiempos de sequía en la vida." Él dijo, "Eso es asombroso."

    Yo dije: "No, no es. El Señor me dice que dentro de mí una fuente de agua viva está y fuera de mí los ríos de aguas vivas vendrán (Juan 4:14; 7:37). ¿Cómo usted puede tener un tiempo de sequía cuándo eso está sucediendo? Si usted tiene un tiempo de sequía, usted se ha apartado de Él. Admítalo."

    Usted dice, "Oh, no. Yo todavía lo amo; Yo no me he apartado de Él. Yo estoy teniendo simplemente un tiempo de sequía."

    Él es la fuente de aguas vivas, y si usted está teniendo un tiempo de sequía, usted se ha apartado de Él.

    Así que Dios dice primero: "Yo recuerdo el primer amor" (Jer. 2:2). Y Él vuelve a preguntar, ¿ustedes recuerdan?"

Ustedes me han desamparado

    Entonces en segundo lugar viene esta declaración con que yo estoy asombrado. "Ustedes me han desamparado" No es la actividad que nosotros desamparamos. Es a Él. Yo creo que la causa primordial que hace que el avivamiento no llegue es nuestro apartamiento de Él. Nos volvemos a un lado. La intimidad de la relación es completamente crucial para el avivamiento. El Dr. Richard Owen Roberts trabajó durante años y años por una definición del avivamiento, y él lo redujo a una palabra – "¡el Avivamiento es Dios!" Eso es correcto. Eso es lo que es. Es Dios en todo Su llenura. Y cuando Dios en todo Su llenura está presente, entonces todo lo que Él es y todo lo que Él tiene y todo lo que están en Su corazón tienen libertad absoluta para ser expresado a través de esa vida solitaria. Estoy convencido que si Dios detiene Su actividad manifiesta y presencia, es porque Él sabe que nosotros nos hemos apartado de Él. Cada vez que Dios dijo a Su pueblo: "Ustedes me han desamparado", estaba en la plenitud de su actividad religiosa, la altura de su éxito; la edad dorada de Israel. Pero ellos lo habían desamparado en medio de toda su actividad religiosa. Ellos ya no lo buscaban.

    Muchos libros maravillosos han sido escritos en las disciplinas de la vida cristiana, las disciplinas de la vida devocional. Yo tengo una contestación personal a eso. El amor es la disciplina. Si usted tiene que tener la disciplina para amar Dios, usted está fuera de la comunión con Él. Nadie tiene que decirme cómo ser disciplinado para pasar tiempo en la Palabra de Dios. El amor es la disciplina. Yo lo amo, y me paso tiempo sin apuro en Su Palabra. Yo seguí leyendo los libros cómo ser disciplinado en su tiempo en las Escrituras y yo casi quiero decir: "Usted va a tener personas que se disciplinan, y ellos no comprenden que su problema es que ellos han perdido su primer amor." Si usted pierde su primer amor, entonces usted tiene que ser disciplinado para mantener su vida devocional. Nadie tiene que decirme que tengo que ser disciplinado para amar a mi esposa. Si ella me viera hacer eso, ella me regañaría. Ella quiere una relación de amor espontánea.

    ¿Usted sabe por qué yo oro? Yo amo a Dios, y el amor es la disciplina para orar. Si de algún modo la oración se vuelve un trabajo pesado, yo necesito ir a la causa radical. La causa radical no es que yo no me disciplino en mi vida de oración. Yo no me disciplino en mi vida de oración porque la causa radical es que yo me he apartado de Él quién es la vida perfecta.

    Yo puedo apartarme del deseo espontáneo por el pueblo de Dios. Cristo amó a la Iglesia y dio Su vida por ella. Si yo lo amo, yo amaré al pueblo de Dios. Necesitamos pasar por encima de la crítica. Mi crítica puede justificarse, pero usted no critica aquello que es amado por Dios. Usted dice: "Señor, Tú me devolverías al primer amor que tenías por mí, y entonces me permitirías amar a Tu pueblo con esa misma clase de amor?" Amar es la disciplina.

    Pero Dios dice, "Ustedes me han desamparado." Otra frase que Él usa es, "Ustedes se han apartado lejos de mí" (v. 5). Nosotros estamos viendo las cosas desde la perspectiva de Dios. No proteste que usted no ha ido lejos de Él. Usted estaba en el culto el domingo pasado. Yo he estado por mucho tiempo en el culto cuando el servicio entero estaba lejos de Él. Estaba centrada en el egoísmo. Todos conseguimos un aplauso como si estuviéramos dándole la alabanza a Dios. No era así. Estábamos aplaudiendo por la mujer que simplemente cantó. Tenemos un culto que es un show.

    No sólo eso, sino que nos hemos apartado del mensaje de Dios. Yo pienso en dos cosas que han sido las abominaciones para las iglesias. Una es el movimiento del iglecrecimiento. Nos olvidamos que Jesús dijo que Él edificaría su Iglesia (Mat. 16:18). Nosotros hemos dicho: "Señor, nosotros tenemos los mejores métodos en el mundo, y ya estamos haciéndolo. Gracias." Él dijo, "Ustedes están consiguiendo una muchedumbre, pero ustedes no están construyendo Mi Iglesia." La Iglesia está quedando llena de pecado.

    Ahora nosotros estamos haciendo una segunda cosa. Nosotros somos "buscadores-amistosos." ¡Dios nos libre de eso! Cuando usted es un "buscador-amistoso" usted nunca predicará del infierno, porque no es buscador-amistoso. Yo hice una gira de avivamiento el verano pasado, y escuché la predicación, representante de la predicación en los tiempos del pasado del avivamiento. ¿Qué tipo de predicación se hizo por Gales e Inglaterra e Irlanda del Norte y Escocia que trajeron decenas de millares de personas cayendo sobre sus rostros bajo la lluvia y en el barro, clamando a Dios durante toda la noche? Yo encontré algo en común. Las personas que oyeron la predicación vinieron bajo un sentido imponente de la eternidad. Ellos clamaron a Dios: "¡Yo estoy a un paso de la eternidad, y yo no estoy seguro adonde yo iré!", y ellos clamaban toda la noche. Los pastores se desgastaron yendo de persona en persona. Treinta mil se reunieron en Belfast toda la noche. Quinientos hicieron un compromiso con Jesucristo. La predicación los habían traído cara a cara con la eternidad.

    Yo regresé a nuestra iglesia grande en el área de Atlanta, y les pregunté a los pastores y al personal y a las personas: "¿Cuándo fue la última vez que usted oyó un mensaje sobre el infierno de fuego?" Nadie podía recordar. Yo podría preguntarle a usted: "¿Cuándo fue la última vez que usted oyó un mensaje del infierno de fuego?" Eso no es buscador-amistoso. No sólo eso, pero a sus diáconos no les gustará eso. Lo que está pasando es que nosotros estamos formando un Dios en la forma que nosotros queremos que Él sea. ¡Ésa es la idolatría evangélica! Entonces el Dios que nosotros ahora servimos no se parece al Dios que nosotros vemos en las Escrituras. Así que no predicamos el arrepentimiento al pueblo de Dios. Si usted se mete con el problema del divorcio, usted va a hacer que el Presidente de los diáconos se enfade con usted porque él ya ha aprobado a su hija para el divorcio. Así que usted no predica sobre el divorcio aunque Dios dice: "yo odio el divorcio" (Mal. 2:16). Lo que Dios odia, sería mejor que nosotros también lo odiemos.

    ¿Por qué no llega el avivamiento? Porque el pueblo de Dios está lleno de idolatría. Estamos formando a Dios en el Dios que nosotros queremos que Él sea y si había cualquier mención de arrepentimiento, alguna estimada alma orará bajo para adentro diciendo: "O Dios, yo oro que si hay alguna alma perdida aquí que necesita arrepentirse…" Dios está diciendo: "Eres tú, hermana. Tú necesitas arrepentirte." Pero el pueblo de Dios no está enfrentando la necesidad increíble de nuestro arrepentimiento.

    Y sin embargo clamamos: "¡O Señor, trae el avivamiento!" Dios podría decir: "¿Por qué debo hacerlo? No hay nada en usted que se asemeja a lo que yo requiero para llegar a Mi pueblo en gran presencia."

    Y por esto el avivamiento no llega. El corazón de Dios está quebrantado porque lo hemos desamparado. Hemos corrido detrás de todo debajo del sol, excepto a Él. No oramos como Él nos dijo que hiciéramos, porque en ese sentido lo hemos desamparado. No confiamos en Él. Confiamos en nuestro dinero y en otras cosas, pero nosotros no confiamos en Él, porque lo hemos desamparado.

    Cuando usted desampara al pueblo de Dios, usted lo desampara a Él, porque Él dijo que cómo usted responde a los que Él le envía, usted está respondiendo a Él. Yo siempre trato a cada hijo de Dios que Él trae por mi vida con alegría y mayordomía. Yo digo: "Señor, Tú lo amas y lo que Tú amas, yo amo. No me permitas nunca apartarme de Ti o me apartaré de mi hermano." ¡Yo no puedo hacer eso!

Oremos

    Padre, leímos cuidadosamente, despacio, mientras Tú hablaste a Tu siervo Jeremías. Nuestros corazones fueron condenados. Algo dentro de nosotros clamó: "¡Señor, yo no!" Y Tu Espíritu dijo: "Sí, tú." Yo me afligía ante Ti al comprender algunas de las cosas que Tú le dijiste que Tú veías que yo no veía, es ahora real para mí. Yo estoy preguntándote lo que Tú ves en mí que hace que demore el avivamiento. Dios, perdónanos si nosotros nos hemos apartado del muy primer amor que nosotros conocimos una vez. ¿Cómo pudimos hacerlo? Vuelve, O Dios, y si Tú nos ayudaras, nosotros Te amaremos una vez más con nuestro primer amor. Que todos nosotros regresemos a nuestro primer amor que era el más profundo y el más simple de todos. Pero que sea transparente, abierto y honrado. Quita de nosotros lo que está manteniéndonos alejado de eso. Y si nosotros hemos sido atraídos por los dioses de este mundo, O Dios, declárenos culpables, y nosotros nos arrepentiremos de ello. Nosotros nos volvemos a Ti y a Ti solamente. Que Tú puedas agradarte para hacer una obra poderosa en corazones que Te aman a Ti y solo a Ti. Lo pedimos en Tu nombre. Amén.

    – Usado por el permiso de Henry Blackaby Ministries.